viernes, 24 de septiembre de 2010

Payback - 7mo libro de la Saga Fingerprints

07 - PAYBACK


Solo quiere terminar con esto. Ella toca sus huella digitales. Conoce tus pensamientos.

Yana era mi mejor amiga—y Yana me quiere muerta.

Debería odiarla por lo que intentó hacer. Pero la gente le robó lo que ella más quería—lo mismo que me hicieron a mí.

Yana todavía quiere venganza, y no quiere mi ayuda. ¿Puedo realmente dejarla caminar hacia una trampa?

Gracias a Purple Rose

Ningun Humano Implicado - Capitulo 12

Capítulo 12:

PARTE II

Traducido por Siennah

Esta siempre era la parte más difícil. No era sólo un trabajo delicado, pero el olor era suficiente para inquietar incluso a los más fuertes de estómago. A ella no le molestaba tanto como a los demás, y no era tanto el olor en sí mismo sino el pensamiento de lo que se estaba quemando.

Habían sido cuidadosos en no utilizar demasiada gasolina en el niño, pero las llamas habían lamido los artefactos todavía muy por encima del piso de concreto. Un experimento interesante, pero uno que no era probable que se repita... a menos que este material resultara significativamente mejor que el resto.

Se ajustó la máscara y comprobó la temperatura en su versión diminuta de un horno de cremación, diseñado para incinerar a los órganos, que era todo lo que necesitaban.

Este horno quemaba a una temperatura inferior a los utilizados por las funerarias, por lo que el tejido blando se convertía en cenizas. Incluso una fuente de alimentación auxiliar era necesaria. En Brentwood, un aumento de energía es probable que fuera atribuido a cultivar marihuana y se ignoraría- había mejores usos para el presupuesto de la policía que detener a estrellas de cine y cantantes pop que cultivaban un poco de hierba, pero siempre era más seguro no proporcionar una excusa de investigación.

Después que habían tomado los órganos del cuerpo, necesitaban deshacerse de los restos. Quemar un cadáver entero no era factible. El cuerpo del chico, era más largo que el de los casos previos, hubiera sido difícil transportarlo entero. Así que Don había reclutado la ayuda de Murray, y habían cortado el cuerpo en dos para que pudieran llevarlo afuera en bolsas de basura reforzadas.

Allí fue cuando Murray se había quebrado. Extraño, ella pensó mientras giraba el perno de estopilla. Después de todo lo que habían pasado juntos, el haber estado ayudando a Don a biseccionar el cadáver había ocasionado eso.

Tina le había calmado. Era buena en eso, una de las ventajas de tener una psicóloga en el grupo. Para poder disfrutar de la magia, tenían que hacer cosas que afectaban a los más débiles entre ellos, pero Tina siempre podía conseguir mantener la estabilidad... y evaluar la probabilidad de cuanto iban a permanecer allí.

La puerta abrió, y Don entró, arrugando la nariz. Ella señaló a la pila de mascarillas quirúrgicas, pero él hizo señas para que le dejaran fuera.

"¿Cómo esta Murray?" preguntó ella.

"Mejor. Avergonzado por todo el asunto ahora. El trabajo ha sido estresante esta semana."

Ella asintió con la cabeza. "Sucede".

El cronómetro sonó y ella abrió el horno, dando un paso atrás mientras el calor se esparcía.

"Debería tomar unas vacaciones," ella dijo mientras examinaba la bandeja de cenizas gris y blanca.

"Sugeriría…"

"No. Insisto."

Sus ojos se encontraron. Don asintió con la cabeza.

"¿Cómo está yendo el nuevo sitio de eliminación?" preguntó ella.

"No es tan conveniente como el jardín, pero funcionara."

Ella asintió con la cabeza. Los jardines colgantes habían sido convenientes. Tan convenientes, que los habían utilizado más de lo que deberían haberlo hecho, con cada eliminación aumentaba la probabilidad de ser atrapados. Inaceptable.

Ella se puso guantes gruesos y sacudió la bandeja de ceniza, ayudando a que se enfríe más rápido.

"Parece más esta vez," dijo Don, mirando hacia ello.

Ella sonrió. "Esa es la ventaja de utilizar a uno más adulto."

FIN DEL CAPITULO
jueves, 23 de septiembre de 2010

Ningun Humano Implicado - Capitulo 11

Capitulo 11:

MAGIA HUMANA

Traducido por Gatalyn

Nosotras obligamos a Molly a arrodillarse. Ella no estaba amordazada o silenciada por un hechizo, pero no había dicho una palabra. No había tratado de escapar. Sólo nos miraba con recelo, ojo avizor a una pelea, pero sin trasladarse a comenzar una nueva.

Saludé a Savannah de nuevo. Ella vaciló - tal vez un reflejo de su fe en mis habilidades con los interrogatorios, pero era más probable que sólo fuera un instinto para hacerse cargo - hija de sus padres hasta la médula. Después de un momento, ella dio marcha atrás con una inclinación de la cabeza.

Me paré frente a Molly. "Tu lo has jodido. Tu has estado tanto tiempo en el lado oscuro, que piensas que todo el mundo es tan tortuoso y peligroso como tú. Te estaba diciendo la verdad. Todo lo que quería era información, y estaba ofreciendo un trato justo a cambio. No tenía idea de lo que realmente le sucedió a Mike hasta que te volviste paranoica y empezaste a confesar”.

"Yo nunca lo he admitido..."

“Es verdad. Podemos ir por ese camino. Te llevo bajo custodia. Tú puedes declarar tu inocencia ante el consejo. "

Los ojos de Molly se estrecharon.

"O podemos dejar al consejo fuera de esto. Matar a Mike no era la solución a la que yo habría llegado a esto, pero por lo que he dicho, no era totalmente injustificada. Tu tenías una buena razón..."

"Yo lo hice. Ese bastardo intentó..."

Savannah le retiró la palabra. “Lo he oído ya. "

Miré por encima a la joven bruja. Se había colocado sobre la hierba, con las piernas cruzadas, recostándose en sus manos. Una pose engreída - como si tan poco amenazada por Molly puede estar que también se estaba acomodando. Los labios de Molly se presionaron en una delgada línea. Caminé detrás de Molly y le indiqué a Savannah que se sentase. Ella lo hizo. Molly se relajó.

"El consejo no sabe que yo estoy aquí", le dije. "El hombre lobo sólo esta viniendo como apoyo no oficial. Amistad, no deber".

La mirada de Molly se deslizó a Savannah.

"Yo soy el apoyo no oficial no oficial", dijo. "Envié a Jaime a verte porque pensé que tenías que ayudarla. Entonces, después de que ella se fuese, cambie de opinión. Así que la seguí. "

"¿Saben ellos que estás aquí?"

Mediante el efecto de desprecio que Molly le dio a "ellos", ella se refería a Paige y Lucas.

Savannah negó con la cabeza. "Le dije que estaba conduciendo a Jaime al aeropuerto, pasando el rato hasta que su avión vino. A estas alturas probablemente están pensando que salté fuera de mis tareas, pero nada más que eso. "

"Por lo tanto, Molly, tu secreto está a salvo... Si tú quieres que lo esté", le dije. "Podemos apoyarte y empezar de nuevo. Imagina que estás en tu sala de estar de nuevo. Sólo te he dicho mi problema y quieres ayudar. "

"A cambio de..."

Savannah ladró una risa. "¿Crees que estás en cualquier posición de negociación?"

"Voy a ofrecer el mismo trato", le dije. "Si tú me ayudas, me pondré en contacto con Mike."

Molly frunció el ceño.

“En ese caso, qué hay de este acuerdo: Puede contestar a mis preguntas, a cambio de olvidarme de que lo mató. "

Le conté a ella la historia de nuevo.

"¿En primer lugar un consejo?", ella dijo. "Vuelve a poner una gran atención a todo aquel que te da estos gallos-y-toros.”

“¿Gallos y toros?”

"Alguien te está teniendo sobre ello. Alimentando tu mierda de toro."

"He tratado de ponerme en contacto con estos espíritus yo misma y "Una sonrisa frágil a mi manera. "El primer paso, entonces, sería encontrar un nigromante mejor. O no hay espíritus ni ellos están en el juego. A quien se le ocurrió esta historia no sabe una mierda acerca de la magia. Ellos controlan Internet o tal vez habían obtenido unas pocas referencias de libros en la biblioteca. Lo que ellos no investigaron es nuestra magia. Es magia humana. "

"¿Magia humana?"

"En la magia popular de los humanos, tu puedes matar a alguien para drenar su energía, su poder, y tomarla para tí mismo."

Savannah hizo un ruido grosero, resumiendo su opinión sobre los seres humanos.

"Pero la magia humana no funciona", le dije.

Molly me cubrió con una mirada fulminante. "No es broma, por la razón que yo dije que alguien te está tomando el pelo. "

Miré a Savannah.

"Ella tiene razón sobre esto no suena como un ritual de sacrificio. Igual que Paige y Lucas dijeron. Pero si tu has intentado ponerte en contacto contigo misma, entonces no es un problema de poder. "

Molly entornó sus ojos.

"¿Podría ser que los fantasmas estén jugando una mala pasada?", Dijo Savannah. "Esto ya sucedió, ¿No es así?"

"Un nigromante entrenado puede decir si ella es un ser que está jugando."

Una inhalación de Molly.

"Tu dices que suena como una versión humana de la magia", le dije. "¿Eso podría ser lo que es esto? ¿El resultado de los seres humanos sacrificando personas en algún tipo de ritual falso de magia negra? "

Molly y Savannah se miraron entre sí. En esas intercambiadas miradas, los rencores parecían olvidados - las brujas-hermanas estaban considerando una cuestión académica.

"¿Qué sucede cuando los seres humanos juegan a un ritual de sacrificio?", Dijo Savannah, medio preguntando, medio pensando. "Ellos no pueden obtener ningún poder de esto, pero ¿No le pasa nada al alma de la persona que ellos matan?”

Molly dijo: "Si lo hizo, los nigromantes han visto este tipo de cosas antes."

"Así que tal vez no sucede todo el tiempo. Sin embargo, bajo ciertas circunstancias..."

"Que quieren decir con humanos - las longitudes de ellas van a ir en búsqueda de poderes mágicos. ¿Sacrificando bebés? ¿Los niños? ¿La tortura? No tenemos nada sobre ellos. "

Así lo dijo la mujer que, hace menos de una hora, había estado a punto de sacarme los ojos con un palo al rojo vivo. Pero yo sabía que estaría de acuerdo con Savannah en que no era la misma cosa. Había sido una amenaza. Sabiéndolo entre en la casa de un oscuro brujo, por lo que se podría decir que yo había tomado mis posibilidades. No era lo mismo que matar a un bebé con la esperanza de recibir algún don mágico.

Savannah y Molly discutieron sobre esto aun más pero no llegaron a ninguna conclusión. Investigar la magia humana sería un siguiente paso sabio, pero no es algo con lo que cualquiera de ellas podría ayudar.

Cuando ellos terminaron, el sol se estaba poniendo.

Savannah dijo a Molly, "Tus hijos están en casa de un amigo, ¿Verdad?"

Ella asintió con la cabeza.

"Así que ellos estarán bien si llegas más tarde de lo esperado. Esto es lo que voy a hacer. En primer lugar, no estoy desvinculando tus manos. Ese es tu trabajo. En segundo lugar, te voy a dejar en un hechizo vinculante. Cuando esté lo suficientemente lejos, éste se va a romper y tu puedes caminar hasta el estacionamiento, encuentrar tu teléfono, y hacer una llamada a la grúa. Pero si vienes después por nosotros - ahora o más tarde - tú estarás iniciando una investigación del Consejo por la muerte de Mike."

Mientras nos dirigíamos al barrio de Molly para encontrar a Jeremy, Savannah explicó cómo me había seguido, pero se quedó atrás hasta que era evidente que necesitaba ayuda.

"¿Cuándo lo notaste?" Le dije. "¿Cuando ella intencionadamente me ató y amordazó en la parte posterior de su camión? ¿O cuando en realidad dijo ‘Ahora estoy lista para matarte y arrojar tu cuerpo en el pantano’?"

"Hey, por un tiempo, parecía que ibas a hablar de tu modo de escapar de ella. Yo no quería interferir. "

En otras palabras, ella había estado dándome una oportunidad de escapar por mi cuenta.

"No te sientas mal", continuó. "No es tu culpa que no recibieras los fríos superpoderes."

"Gracias".

Ella lanzó una sonrisa a su manera.

Recogí las ramitas de mi pelo, después comprobé mi reflejo en el espejo retrovisor. "Yo aprecio que estuvieras viniendo detras de mí, Savannah. Cuando le cuente la historia al consejo, voy a dejar tu nombre fuera de ella."

Ella vaciló, y luego sacudió la cabeza. “No, lo mejor es que limpie ahora o esto me va a morder en el culo más tarde, y yo me meto en más mierda por estar tomando tu encubrimiento debido a mí. Voy a tomar mi lamida. Pero si pudiera..."

Una mirada a su manera. "¿Tú sabes suavizarlo un poco? ¿Tal vez dejar de lado el hechizo koyut?"

"Siempre y cuando tu bajas el tono de ‘tuve que rescatar a Jaime de nuevo’ pieza'".

Una sonrisa agradecida. “De acuerdo.”

Mientras Savannah hacía círculos en el bloque de Molly, vi un destello de alguien a través de las rendijas de la valla de Molly.

"Ahí está Jeremy", le dije. "En su patio trasero."

"¿Dónde?" ella entornó los ojos en la oscuridad cercana. "Ah. Allí. Buenos ojos."

No agregó una observación maliciosa de mi extraño radar por Jeremy. Yo me jacto de que Savannah no sabe lo que siento por él, pero si ella no lo sabe, es la única.

Ella Sacó saco por encima como Jeremy saltó la valla, tomando esto tan fácilmente como un obstáculo de dos pies.

"Será mejor que te deje aquí y vuelva a casa antes de que Paige llame a la Guardia Nacional."

"¿Estarás corriendo fuera antes de que yo pueda decirle qué pasó?"

"Estaré corriendo tan rápido como puedo, pero dile que yo dije hola y que lo veré en acción de gracias." Ella hizo una pausa. "Pensándolo bien, no mencionan que una parte o todos son responsables de decidir que estan impidiendome ir al Paraiso de piedra es un castigo adecuado. "

Cuando crucé la carretera, Jeremy se había ido. De pie frente a la casa de Molly, yo tenía una fuerte sensacion de déjà vu... Y un sentido aún más fuerte de que estando aquí realmente no era una idea brillante. Yo imaginé a Molly llegando a casa para encontrar al nigromante que había escapado de sus garras colgando en su jardín delantero.

Estaba buscando un lugar más seguro para estar cuando una voz me dijo: "Hola, Jaime."

Rodé tan rápido que tropeze con mis propios pies. Los dedos me cogieron el antebrazo, sujetándome. Yo mire una cara con pómulos salientes y ojos oblicuos ligeramente negros. El pelo negro le caía sobre su frente, se inclinó hacia adelante. Me resistí a la tentación de llegar arriba y empuje hacia atrás ... luego me levante de puntillas, presione mis labios contra los suyos, mi cuerpo contra-

Maldita sea, ¿yo iba siempre a ver a Jeremy y no empezar a sonrojandome como una colegiala? Esto era ridículo. Había tenido fantasías eróticas sobre hombres delante de sus narices y nunca habia pestañeado. Con Jeremy, incluso el pensamiento me tenía en vapores.

"Jeremy", me las arreglé.

"Lo siento", dijo el, sin soltar el brazo. "No fue mi intención asustarte."

"Necesitamos una campanilla para ti, como a un gato."

Una contracción de sus labios. No es una gran sonrisa, pero yo lo sabía que era una.

“Entonces” yo continué, “Tú podrías seguir mi camino desde la cafetería. "

"No es fácil a la luz del día, cuando yo no puedo agacharme para olfatear la acera. Afortunadamente, tu perfume es característico ".

"Vale la pena entonces el precio."

Me soltó el brazo y me dio una vez más, y aunque me encantaría pensar que él estaba mirando mi nuevo traje caliente, yo sabía la verdad - él estaba tratando de averiguar qué había sucedido. Arrancó una hoja de mi pelo.

"Me encontré con algunos problemas", le dije

"Ya lo veo."

Su voz y su expresión eran impasible, pero estaba preocupado. Con Jeremy, los signos emocionales nunca fueron evidentes.

Su mirada revoloteó hacia la casa de Molly.

"Ella estará... Atada por un tiempo. Pero tienes razón, estar hablando aquí probablemente no es una idea sabia."

"Yo no he dicho eso."

“No, pero lo estaba pensando. Vamos, pues. Vamos a un lugar más seguro y te explicaré. "

Mientras caminábamos por la calle, me escapaba a mirarlo otra vez. Un poco más de seis pies, el estaba delgado y atlético, sin embargo este lado de él rara vez se mostró... A menos que estuviera saltando sobre las cercas de dos metros. No el tipo de maniobra que tu esperas de cincuenta y ocho años de edad, pero era fácil olvidarse de la edad de Jeremy. Los hombres lobo envejecian lentamente y - de plata empezaban hilos a través de su oscuro pelo y las líneas poco profundas alrededor de su boca-yo le nivelaba a mi edad, si acaso.

Paige juró que Jeremy tenía sangre de Asia, probablemente de su madre, pero no había nada que sirva para preguntarle; él no sabía nada de la mujer. Había desaparecido de su vida poco después de su nacimiento. Ese era el mundo de hombres-lobo, donde las madres y hermanas no desempeñan ningún papel, las esposas eran inauditas, y hasta las amantes venian y se iban rápidamente. Elena fue la excepción-la única hombre lobo hembra que esta viviendo....

Era un mundo de hombres. El paquete y sus obligaciones lo eran todo, y todos los demás eran forasteros. Y éste era el hombre del que me había enamorado-el líder de un mundo donde me gustaría siempre ser "la otra". Mi corazón, al parecer, podría ser tan irresponsable como mi cerebro.

“Aquí” dijo el, guíandome en un parque a oscuras.

Sus dedos se apoyaban en mi brazo mientras me dirigia, y me encontré tratando de no leer demasiado en el contacto casual que estremeció mi brazo. Sin embargo, quería decir algo. Hombres Lobo, mientras eran muy físico el uno con el otro, no se extiende esa actitud hacia los demás. Clay, el lobo mas parecido de la manada, incluso evita apretones de manos. Elena era cortés al respecto, pero me di cuenta de pronto que ella no era alguien que yo saludara con un abrazo.

Jeremy no evitaba el contacto, pero no lo inicia bien. En el último año más o menos, sin embargo, esto estaba cambiando.

Me encontré evaluando su toque. ¿Agarrandome más estrictamente de lo normal? ¿Prolongandolo más tiempo? Yo estaba buscado una señal de que algo había cambiado—de que algo iba a cambiar, la prueba de que él había venido aquí para dar el siguiente paso. Mucho para leer en un toque y, por supuesto, no pude.

El parque era apenas de la mitad del tamaño de los pequeños lotes que lo rodeaban, sólo habia espacio suficiente para desarrollar terreno abajo los columpios, un tobogán y un banco y decir: "Mira, nosotros te dimos un patio de recreo." Ya estaba oscuro, el equipo abandonado.

Jeremy me indico hacia el banco. "Me gustaría comprobar ese golpe en tu cabeza."

"¿Cómo--? ¡Oh, tu hueles la sangre!"

Señalé el lugar. El cepillo mi pelo a un lado, y luego lo examinó, su toque era tan ligero que casi no lo senti. Luego comprobó mis pupilas y me preguntó si me sentía con náuseas o estaba experimentando algún dolor que no sea en el punto de impacto. Yo no lo tenia.

"Voy a tener que mantener un ojo en ti, para asegurarme que no es una conmoción cerebral, pero pareces estar bien. Ahora ..." Se sentó a mi lado en el banco. "¿Qué pasó?" Yo se lo conte.




MIENTRAS NOSOTROS esperábamos un taxi, tire de la chaqueta más ajustada contra el viento glacial. La chaqueta de Jeremy. El la había ofreció, y yo odiaba tomarla, pero cuando el sol había bajado tambien lo habia hecho la temperatura.

Levanté la vista hacia él. "Los fantasmas hacen travesuras. Yo habia tenido que pasarlo. Pero estos estan incumpliendo las barrera físicas. Eso es diferente. "

"Lo sé. Pero acerca de los negocios populares de magia de los humanos, no estoy seguro de qué hacer con ello. No se lo suficiente acerca de la magia para dar una opinión educada. "

"Bue no, yo no soy el mejor informado en torno a lo sobrenatural, pero ni siquiera yo sé que la magia humana no es un trabajo. Robert sería nuestra mejor fuente sobre esto ".

Jeremy se quedo mirando a la calle, con una expresión indescifrable. "No creo que haya ninguna necesidad de seguimiento con Molly Crane, algo que nosotros podemos descubrir por estar irrumpiendo en su casa mas tarde o estar interrogandola de nuevo".

Negué con la cabeza.

"¿Ella te dará otros contactos? ¿Deja que deslize un nombre? ¿Otro practicante de la magia-negra o mercado-negro contacte nosotros debemos investigarlo? "

"Nada."

El parecía casi decepcionado. Luego dijo con un suspiro suave, "Supongo que esto es con Robert, entonces. Voy a llamar al aeropuerto y ver si podemos conseguir un vuelo a San Francisco o San José. "

"Uno para tí y uno a Los Ángeles para mí, yo lo siento. Tengo que estar de vuelta en el asunto del primer set por la mañana. "

"Ah. Por supuesto." Su mirada cayó lejos y yo estaba segura de que parecia decepcionado. Luego se aclaró la garganta. "Voy a ver a continuación a Robert solo, y ven mañana a L.A.. Le voy a ayudar con la investigación preliminar, de ser cortés, pero voy a salir tan pronto como pueda."

FIN DEL CAPITULO
miércoles, 22 de septiembre de 2010

Ningun Humano Implicado - Capitulo 10

Capitulo 10:

AUDIENCIA CAUTIVA

Traducido por: Gry

Desperté con Molly dándome palmadas en mi cara.

Al principio, yo sólo podía gemir. Todo me dolía, como si me hubieran arrastrado sobre la tierra rocosa. Cuando inhalé, eso es lo que olí: tierra húmeda. Árboles también, ese olor crujiente de otoño. Y el otro olor, más débil y no tan agradable, a vegetación en proceso de marchitación y agua podrida.

Tranquilo. Muy tranquilo. El suspiro que hace crujir las hojas aun esperando para caerse. La llamada suave, casi tentativa de un ave. El crujido de una rama rota en el viento.

Recostada en la tierra. Tierra húmeda, el olor de esta rodeándome. Algo clavándose en mi espina – una roca o una ramita.

Otro golpe, más fuerte.

Abrí mis ojos para ver árboles, y más árboles. Ninguna señal del SUV. O el camino. O la gente. Sólo Molly, en cuclillas delante de mí.

Ella agarró mi pelo y tiró mi cabeza al lado, llamando mi atención a la fuente de aquel olor a pudrición –un pantano- visible por los árboles. ¿"Quién te envió?"

La amenaza estaba clara: si yo no hablaba, había un sitio convenientemente cerca para deshacerse del cuerpo. Ella rasgó la cinta de mi boca, tomando una capa de piel con ella. Cuando jadeé e hice una pausa para tomar una respiración, ella me abofeteó otra vez y la fulminé con la mirada.

"No sé sobre qué es esto, pero …"

Ella volvió a colocar la cinta, luego puso sus manos en mi antebrazo y recitó un hechizo. Parecía que había derramado agua hirviendo en mi brazo — un momento de confusión seguido por un dolor cegador. Yo gritaba detrás de mi mordaza, más insultos que miedo.

Cuando gire había una luz deslumbrante en ella, ella sólo sonrió. ¿"No te gustó mucho, verdad? Tal vez yo debería volver con un incentivo mejor satisfaciendo a la encantadora Jaime Vegas."

Ella se sostuvo en cuclillas, miró alrededor y encontró una ramita. Otro hechizo, entonces ella lo levantó y puso su dedo al final, haciéndolo brillar como un cigarrillo encendido. Ella trajo el final ardiente tan cerca de mi mejilla que yo podía sentir el calor.

Mi corazón martilló pero resistí al impulso de cerrar mis ojos.

"Apostaré que no encontrarías tan fácil ganarse la vida con cicatrices en su cara bonita."

Ella movió la ramita aún más cerca. Una ascua se cayó en mi mejilla y brinqué, luego me mantuve firme. Molly manejó la ramita como una pluma, pretendiendo escribir.

"Quizás una linda gran W. Avisando al mundo lo que el resto de nosotros piensa de usted- una puta que usa sus regalos para hacer un dólar rápido."

La punta tocó mi piel. Yo apreté mis dientes y me puse firme. Yo no pensaría en lo que ella podría hacer — a mí y a mi carrera.

"O tal vez esto no es todavía suficiente incentivo…" dijo Molly.

Ella levantó el palo hasta el nivel de mi ojo derecho. Por instinto traté de cerrarlo, pero me encontré atrapada en un hechizo de obligación, mis ojos pegados abierto, aquella marca que venia más cerca, el final rojo caliente brillando.

Mi cerebro se volvió loco del pánico.

Molly se rió. "Esto está mejor. Ahora, vamos a terminar esto o tendrás un infierno de tiempo hurgando su camino de vuelta de este bosque oscuro." Ella lo dijo como por causalidad como si ella amenazara con romper mis uñas.

Ella estuvo de pie, estirando sus piernas, y me rodeó. "La persona que te envió aquí. Era Mike, ¿no es verdad?"

Durante un segundo, mi cerebro sólo zumbó. ¿Quién era Mike? Entonces recordé. Su fallecida pareja.

Ella no hizo ningún movimiento para quitar mi mordaza, sólo seguía rodeándome, blandiendo la ramita ardiente. Por un momento, sentí el impulso casi irresistible de reírme tontamente, pensando que había visto esta escena. Sólo que esto no era una película de serie B y, no importa como ridículo se veía — esta mamá suburbana jugando al malvado interrogador - no era nada gracioso. Ella podría hacer exactamente lo que ella amenazaba, y por la mirada en sus ojos, ella iba a hacerlo. Ella podría sacarme los ojos para conseguir la información que ella quería, matarme y eliminar mi cuerpo en el pantano, luego llamar a sus niños para recordarles que deben terminar su tarea antes de que ella volviera con la comida.

"Mike se puso en contacto con usted," siguió ella, "entonces decidió venir a mí con esta historia tonta sobre necesitar ayuda con espíritus atrapados a cambio 'de ponerse en contacto' con él. Lo que quiero saber es por qué. ¿Le envió el consejo? ¿O estas actuando por tu cuenta, esperando coleccionar un soborno para no ir al consejo?"

Con una sacudida, las piezas se unieron juntas del único modo que tenía sentido. ¿Qué podría haberme dicho su amante muerto que el consejo debería investigar? ¿O podría tratar de chantajearla con eso para evitar una investigación? Prueba de que la viuda penosa no estaba tan afligida después de todo.

"¿ Preparada para hablar?" dijo Molly, poniéndose en cuclillas delante de mí.

Saludé con la cabeza. Cuando ella arrancó la mordaza, mi cerebro corrió. Yo podía indicarle que los fantasmas asesinados raramente recuerden las circunstancias de sus muertes, pero esto sólo confirmaría que yo sabía que él había sido asesinado.

"Es una investigación del consejo," dije. "Yo andaba por delante de su casa investigando esto, esperando a mi compañero, cuando usted abrió la puerta y tuve que acercarme sola."

De su expresión, yo sabía que esto era lo que ella había temido. Si esto fuera chantaje, era fácil. Matarme y la situación estaba resuelta. No sería tan simple si los otros ya supieran.

Ella se movió. "Entonces Mike le dijo lo que pasó, y usted se puso en contacto con su compañero delegado…"

En otras palabras: por favor dígame que hay sólo uno más implicado.

"Informé el problema al consejo entero en la última reunión. Ese es el procedimiento apropiado y, por ser nueva, siempre sigo el protocolo. Ellos me designaron a un compañero investigador — el Alfa de la manada de hombres lobos…" Añadí para hacerlo mejor, "para acompañarme."

Miedo, tal vez hasta un poco de pánico, tocaron los ojos de Molly. Genial.

"No sé lo que Mike le dijo," dijo Molly, "pero ese bastardo se lo ganó. Después de cinco años de vivir en mi casa, él decide que él está cansado de mí. Pero no está cansado de mi dinero. Entonces él me ofreció un trato. Darle cincuenta de los grandes y él se marcharía silenciosamente, sin decirle al consejo… unas cosas. Yo le dije que no tenía tanto dinero esperando por ahí y ¿sabes que me dijo él que haga? Vacía los fondos del colegio de las muchachas.”"

Las manchas de la saliva volaron de su boca cuando ella gruñó. "Él pasó cinco años en nuestra casa, persuadiendo a mis niñas, consiguiendo que lo llamaran “Papá”, y luego como parte de su despedida, ¿quiere robarles sus ahorros del colegio? Sobre mi cadáver." Su gruñido se enroscó en una sonrisa fea. "O el de él, que fue mucho más de mi gusto."

Yo estuve tranquila durante un momento, luego dije, "Esa no es la historia que él me dijo, pero la suya suena mucho más creíble. Si usted puede apoyar esto con pruebas, podemos explicarle al consejo. Usted estaba furiosa — con razón — y usted quiso enseñarle una lección sobre meterse con un maestro de las artes oscuras. Pero las cosas salieron mal."

Molly saludó con la cabeza. Parpadeé para esconder mi alivio.

Ella anduvo lejos, luego tomó su teléfono celular de su chaqueta y llamó a su hija, diciéndole que armaran los bolsos de noche y llevara a su hermana a un amigo de la familia que vivía a unas cuadras. Molly las recogería allí.

"Ellos no están en ningún peligro," dije. "Mi compañero nunca tocaría a sus muchachas, ni siquiera para encontrar donde estoy. Estaría totalmente contra la política de consejo. Además que tiene pequeños propios…"

"No correré ese riesgo."

"Bien. Entiendo. Entonces déjame llamar —" recordé que Jeremy no tenía un célular. "Todavía mejor, llévame de vuelta y si él está allí, arreglamos esto —"

"No le llevare a ninguna parte, excepto allí."

Ella señaló el pantano. El pánico me llenó. Antes de que pudiera protestar, ella dio palmadas y volvió a colocar la cinta.

Molly se enderezó, luego voló hacia atrás, cayendo en sus pies. Miré alrededor como una loca, pero sólo veía el bosque. Me mecí, tratando de levantarme sin usar mis manos. Tenía que ponerme de pie, fugarme antes que ella —

Un hechizo obligatorio agarró a Molly otra vez. Entonces oí la voz de una mujer, cantando otro hechizo, en algún sitio detrás de mí, poniéndose más fuerte como si se acercara. Un sonido sofocante, como si el aire se electrificara.

Entonces Molly se cayó adelante, el hechizo obligatorio roto. Ella trepó sobre sus pies, luego una fuerte mirada hacia mí, luego corrió.

Los sonidos de búsqueda siguieron, la otra bruja todavía fuera de la vista en los bosques gruesos. Luché con mis pies. Una esquina de la mordaza de cinta se atascó en una rama, y logré sacármela lejos. Abrí mi boca para gritar por ayuda… entonces lo reconsideré. Otra bruja no necesariamente significaba una ayuda.

Los pasos pesados sonaron, cada uno puntuado por un mascullado "joder". Esto identificaba a mi salvadora mucho antes de que su oscura cabeza este a la vista.

Savannah trotó hacia mí, todavía blasfemando cuando ella me desató.

"Mantén el hechizo obligatorio, tira la bola de energía," refunfuñó ella. "¿Fácil, correcto? Pero no. Lo intenté, perdí el hechizo obligatorio y la bola de energía voló.”

"Tenemos que advertir a Jeremy," susurré cuando tiré mis manos de la cuerda soltada. "Ella sabe que él se dirige a su casa y ella va—"

"Estoy seguro que Jeremy podría manejar a aquella perra, pero él no lo necesitará. Ella no va en ninguna parte."

Como si en señal, un sonido de motor distante. Silencio. El ruido otra vez, haciendo el mismo sonido horrible.

Savannah sonrío abiertamente y soltó la cuerda de mis manos. "Un pequeño truco que aprendí de Lucas. ¿De cualquier manera, conseguiste lo que querías de ella?"

"No, pero estoy más preocupada…"

"Ella te lo debe. Siéntate quieta, entonces. Una mala bruja viniendo."

Savannah comenzó a marcharse, luego se giró. "Tal vez deberías esconderte. Por si ella vuelve atrás."

¿Esconderme? Como si el infierno se enfriara.

No discutí, sin embargo. Sólo la deje perseguir a Molly, luego tire de mis cosas y recogió las piezas de soga que Savannah había abandonado. Ella nunca pensaría en tomarlas — ella estaba muy confiada para esto. Una confianza que le había conseguido problemas antes, y mientras yo no dudaba que podría manejar a Molly Crane, no tomaría ningún riesgo de tener que decir a Paige y Lucas que su hija se había muerto por rescatarme a mí. En cuanto a ¿contarle a Eva y Kristof que su hija murió debido a mí? Temblé y recogí mi paso.

Dirigiéndome en dirección al coche, me mantuve a la línea de altos arbustos. Lo que tenía puesto hoy no era una opción para “correr en el bosque”, pero al menos los colores lograban camuflarse.

Un golpe metálico reverberó por el bosque. Yo imagine a Savannah lanzada contra un vehículo.

Entonces reconocí el sonido. El golpe de un capot de coche.

La voz de Molly a la deriva. "… necesito un camión grúa en —"

Un aullido. Ahora realmente corrí, levantando mi falda, ramitas cortando las medias de mis pies. Delante, los bosques se abrieron en un llano soleado. Yo podría distinguir el lado gris de la SUV de Molly, entonces Molly, recogiendo su teléfono celular de la tierra.

Otro aullido, más cólera que sorpresa ahora, cuando el teléfono celular voló de sus manos. Ella agarró la manija.

"Esto no va a ayudar." La voz de Savannah sonó a través del llano.

Me escondí detrás de un amplio árbol.

"Su coche no va a irse a ninguna parte," dijo Savannah. "Y vos tampoco”.

Molly estaba a menos de diez pies de mí, pero mirando hacia el otro lado del camino, la cabeza torcida como si bizqueara en el sol del atardecer.

"¿Sav- Savannah?" Un tartamudeo de sorpresa. ”¿ Qué estás h…-?"

"¿ Olvidas que Paige está en el consejo interracial?” Savannah se paró a unas yardas de Molly. "Esto significa que tengo unos amigos en el consejo. Amigos como Jaime. No es una buena idea buena jugar con mis amigos, Molly."

Molly dio una risa corta. "Parece que heredaste la actitud de tu mamá. Tal vez esto tendrá sentido en diez años, pero ahora mismo, eres una niña con una opinión muy grande sobre ti."

La cara de Savannah se oscureció, sus ojos azules ardiendo, furia bastante palpable para hacer a la mayor parte de las personas vacilar, pero Molly sólo afectó su cabeza, como si esto fuera sólo otro adolescente rebelde, algo que estaba acostumbrada a manejar.

Los labios de Savannah comenzaron a moverse en un hechizo. Yo me tensé, lista para correr y atropellar a Molly si ella comenzaba uno propio, pero sólo suspiró, el sonido rizándose por todo el claro.

"Por mi amistad con Eva, Savannah, quiero dejar a esta interferencia de hoy pasar, y hasta dejaré que tu “amiga” salga viva de aquí, pero si lanzas ese hechizo…“

"¿Qué vas a hacer?"

"No pienso que quieras probar eso," dijo Molly, con voz caída.

Savannah sonrió. "Ah, pienso que lo quiero."

Ella arrojó sus manos y gritó un hechizo en voz tan alta que brinqué casi cayendo del lugar donde me ocultaba. Las palabras retumbaron por el bosque. Molly se heló, agarrada con la guardia baja. Los brazos de Savannah cayeron. Molly chocó de golpe con un lado del SUV con tanta fuerza que ella dejó una abolladura.

Las manos de Savannah se movieron otra vez como un conductor que golpea el crescendo. Otro golpe en auge, sus labios se rizaron atrás, gruñendo las palabras al cielo. Entonces ella convulsionó, sus brazos volaron, su cabeza se sacudió hacia atrás. Corrí a ella. Había un golpe enorme, como si un coche hubiera golpeado. Cuando tropecé, el cielo se encendió.

Alrededor de nosotros, los árboles temblaron y gimieron, las hojas agonizantes cayeron. Un viento fuerte se precipitó por delante mío, y yo podría decir que no era un viento en absoluto, pero si espíritus. No fantasmas, pero algo más primitivo, más elemental. Antes de que yo pudiera conseguir llegar a Savannah, uno me golpeó en mis pies.

Todo se había ido de todos modos, y el cielo encima de nosotros estaba teñido de un rojo misterioso, advirtiendo de la calma antes de la tormenta. Entonces pareció que lo rojo se enroscó sobre nuestras cabezas, creciendo en velocidad y tamaño como un tornado. Se hizo azul. Entonces un amarillo verdoso. Entonces esto derribó, golpeando la tierra al lado de Molly. Ella gritó y dio marcha atrás. Otro golpe detrás de ella.

Luché por mis pies. Savannah todavía estaba de pie allí, rígida, en puntillas de pie, sus ojos cerrados. Alrededor de nosotros, la niebla iluminada extraña se elevó de la tierra, luego volaron hacia el aire. Espíritus elementales. Yo podía sentirlos. Ellos fusilaron todo alrededor ahora, como géiseres, rasgando cachos de tierra, lloviendo abajo la suciedad y rocas.

"Sav-" comencé, pero un ensordecedor aullido me interrumpió.

Intenté otra vez, pero los espíritus siguieron gritando, volando alrededor de Molly. Entonces uno se alzó directamente bajo ella, golpeando a ella, y su boca se abrió, ojos se volvieron amplios cuando ella hizo esfuerzos por el aire. El otro viró el camino sobre ella, entonces el otro, sus aullidos que cambian a chillidos cuando ellos encontraron su objetivo. Molly se cayó a sobre sus rodillas, manos que van a su garganta, su boca abriendo y cerrándose, tratando de conseguir aire pero sólo dejando que los espíritus le roben su aliento. Sus ojos se hincharon.

"¡Savannah!" Grité para ser oído sobre el alboroto.

Ella me encendió, labios retirados. "¡Te dije que esperaras!"

Anduve a zancadas adelante hasta que yo estaba bastante cerca para ver el parpadeo de incertidumbre en sus ojos.

"Ella ya cayó," dije. "Lo conseguiste. ¿Ahora qué tratas de hacer? ¿Matarla?"

Savannah pensó.

"Tal vez ahora mismo eso no parece una idea tan mala. Ella realmente me secuestró. Ella es una posible amenaza. ¿Pero puedes justificárselo a Paige?" Hice una pausa un latido. "¿Puedes justificártelo a ti misma?"

Ella enrojeció, levantó sus manos y las echó otra vez. Durante un segundo, nada pasó. Ella lo hizo otra vez, más rápido, sus ojos brillantes con la preocupación, y yo sabía que el primer intento había fallado. Sostuve mi aliento mientras ella terminaba el segundo. Una pausa aparentemente interminable como Molly agarrando el aire, volviéndose azul. Una segunda palmada atronadora. Una segunda llamarada roja en el cielo. Y los espíritus desaparecieron.

Molly se cayó adelante en sus manos y rodillas.

"Ellos son noqueadores" Savannah dijo cuándo corrimos a Molly. "Ellos sólo la habrían dejado inconsciente."

¿"Estás segura?"

Ella enrojeció y yo sabía que no lo estaba.

Mientras Savannah recitaba un hechizo, agarré las manos de Molly y las até detrás de su espalda, y se sintió bastante bien aumentar el nudo sobre ella, era más que la venganza. La mayor parte de los sucios hechizos de una bruja son de los hechiceros los que requieren gestos de las manos. Ata sus manos y estarán casi indefensos. No completamente – ellos todavía tienen los hechizos de brujas - pero prefería ser golpeada con un hechizo de atadura a una bola de energía cualquier día.

"Buena idea," dijo Savannah, su voz casi compungida.

"Ahora tenemos que llevarla al bosque para interrogarla, por si alguien llega."

Una sonrisa. "Sí, señora."

Ella agarró el brazo izquierdo de Molly. Tomé el derecho, y arrastramos a la bruja a los bosques.


FIN DEL CAPITULO

Ningun Humano Implicado - Capitulo 9

Capitulo 9:

COMEDIA DE ERRORES

Traducido por: Siennah

No había forma de rechazarla sin hacer sospechar a Molly, así que entré.

"¿He oído algo acerca de ti sirviendo en el consejo ahora?" dijo Molly mientras me llevaba a su sala de estar. "¿Supongo que eso es por lo que estás aquí? ¿Asuntos del Consejo?"

Maldición. Otro detalle que había esperado mantener solo para mí. Si Molly no quería tratar con Paige y Lucas, quizás no podría estar tan dispuesta a hablar con otro miembro del consejo.

Tomé la silla más cercana a la puerta del pasillo. "No tanto en asuntos del consejo sino para asuntos de delegados. Ayudar a un compañero nigromante con un problema menor, demasiado pequeño para merecer una atención del Consejo. Más de trabajo de investigación, en realidad. Un rompecabezas que estoy tratando de resolver para que así podamos documentarlo."

"Ah, ¿sí?" Intrigada, pero no sospechosa. "Entonces, ¿qué te trae a mí?"

Otra sonrisa, esta irónica. "Bueno, diría que fuiste recomendada como la bruja top de las artes oscuras y no podía ni siquiera imaginar preguntarle a nadie más, pero la adulación descarada no funciona tan bien en la gente fuera de Hollywood".

Ella se echó a reír, relajándose ahora. "Tenemos nuestro ego, pero no obstaculizan la función cerebral."

"La verdad es que sí, fuiste altamente recomendada, pero cuando di un vistazo de cerca a las posibilidades, parecías la más" un simulacro de aclarar la garganta, "accesible"

Ella se echó a reír fuertemente con eso. "Ahora, que creo. Entre los raros y los reclusos, puede ser difícil encontrar un contacto viables entre nuestro montón."

"También me dijeron que podría haber algo que le podía ofrecer a cambio. ¿Qué es lo que quieres que haga?. No estoy pidiendo favores."

"Ah, ¿sí? Ahora estoy intrigada. ¿Puedo conseguir algo de beber antes de que satisfagas mi curiosidad? ¿Café? ¿Té? ¿Soda? ¿Agua embotellada?"

Opte por el agua. Había demasiadas cosas que una bruja puede hacer con una bebida fermentada.

Cuando volvió, le di una versión de la historia, con esta compañera nigromante siendo molestada por espíritus que no podían hacer contacto. Hasta el momento, le dije, mi investigación sugeria una explicación mágica.

Cuando terminé, Molly asintió, pensativa y luego dijo: "Estoy segura de que te han dicho que no suena como los resultados de sacrificio ritual normal".

"Lo han hecho."

"Quizás pueda ayudar, pero…" se encontró con mi mirada, ojos aparentemente leves. "¿Ofreciste un intercambio?"

"He oído que usted ha perdido a alguien este año," le dije. "Tu pareja de hecho, creo. Un Medio demonio."

Ella vaciló, miro hacia abajo, y luego asintió lentamente. "Mike. Sí".

Cambié a mi voz de "hacer frente a la aflicción”. "Si deseas ponerte en contacto con él, podría intentarlo. Con artículos de su propiedad además de acceso a su sitio de enterramiento, hay una buena probabilidad de que pueda hacerlo. No es perfecto. Pero tal vez... una oportunidad del noventa por ciento".

Molly no dijo nada, sólo miraba hacia abajo hacia el vaso que sostenía en sus manos. Aún de duelo, como Savannah había dicho. O tal vez preguntándose si estaba tratando de estafarla.

Me apresuré. "Si no hago contacto, te lo deberé. Contactaré a alguien para ti. Garantizado."

Sin embargo seguía mirando a su copa, sus pulgares ahora acariciando los lados.

A diferencia de los seres humanos, los sobrenaturales saben que hay un más allá. Tiene que haber, o no podría haber nigromantes. A través de nosotros, también saben que la mayoría de los fantasmas son bastante felices. Si sabes esto, entonces, tal vez contactarte con un ser amado no es una idea sabia. ¿Qué si él ha parado de dolerse por su vida perdida, y tú sólo abres esas heridas? ¿Qué pasa si rasgas las costras de tu propio dolor?

"Si prefiere no comunicarse con él, tal vez hay alguien más" Su cabeza se levantó. "¿Por qué no iba a querer comunicarse con él?"

"Sólo quería decir… no estoy tratando de declinar mi oferta. Ciertamente lo intentaré, si es eso lo que quieres. Pero si esto no es lo que quieres, entonces verdaderamente entendería…"

"¿Lo harías?"

La voz de Molly se había enfriado. Dejó su copa a un lado, deliberadamente. Mi mirada se volvió hacia la puerta. Ella la siguió y dio una sonrisa frágil. "¿Pensando en irse ya, Jaime? ¿Y por qué podría ser eso?" Yo me reí. "¿Irme? No. Solo me preguntaba…" salté de la silla. Su mano voló para arriba, labios moviéndose en un hechizo de hechicero de noqueo. Traté de evitarlo, como Lucas me enseñó, pero no fue lo suficientemente rápido. En vez de pegarme en el torso, se estrelló contra mi hombro, sacudiéndome alrededor. Mis pies salieron volando. Vi el borde de la mesa de café dirigiéndose hasta mi encuentro. Trató de girar. Demasiado tarde. Impacto. Dolor. Oscuridad.





Me desperté con el sonido de una bocina de auto. Algo me sujetaba, apretándose alrededor de mis muñecas y los tobillos cuando me moví. Abrí la boca para gritar, pero sentí sabor a plástico y pegamento.

Todo estaba tan oscuro como cuando me había caído. ¿Con los ojos vendados? Moví la cabeza, probando si tenía la sensación de tirantez en contra de mi sien. Tristemente, sabia como se sentía una venda. Sabía cómo ser secuestrado se sentía también. Por un segundo, eso es todo lo que podía pensar: Maldita sea Dios, otra vez no.

Pero cuando me moví, en lugar de una venda en los ojos, sentí algo irritable en contra de mis propias manos y cara. Como una manta vieja. Atada, amordazada y cubierta.

El suelo vibró debajo de mí. El zumbido constante de neumáticos en movimiento. Me acordé del sonido de la bocina de auto que me despertó. Estaba en un vehículo. En el capot. No, no sería capaz de ver luz en un baúl. Me imaginé el coche en el garaje de Molly. Una SUV.

Me había atado y amordazado, luego se las había arreglado para llegar al garaje, me empujó, me puso en la parte trasera y ahora estaba llevándome...

¿A dónde?

Bueno, estaba bastante segura que no era para ir a tomar daiquiris.

Había tomado cursos de auto-defensa. Me había dado más confianza que habilidad, pero uno de los consejos que recordaba era que si alguien trata de meterte en un vehículo, haces todo lo posible para luchar contra esto, porque puedes estar malditamente segura de que dondequiera te esté llevando, es un lugar privado, para hacer algo que no te va a gustar.

Tenía que salir antes que Molly, o quien fuese que conducía, llegue a donde sea que estábamos yendo. Pero, ¿cómo? Estaba atrapada. No tenía ningún hechizo. Ningún poder demoníaco. Ninguna fuerza sobrehumana. Sólo era una nigromante. Indefensa.

Mentira.

Las mujeres Ordinaria salen de situaciones como esta todo el tiempo. Bueno, tal vez no esta situación exacta, pero si sacas a la bruja de magia oscura de la ecuación, no era muy diferente que cualquier secuestro. No estaba segura de cuáles eran las estadísticas de escapar de un secuestrador, pero me dije a mi misma que eran muy buenas.

Mientras me desplazaba, la manta rasgó la mejilla y me hizo pensar en por qué estaba cubierta en una, porque no estaba en un capot, es decir, alguien podría mirar en la SUV de Molly, ver el asiento trasero abatido y una mujer atada en el compartimiento de equipaje. ¿Objetivo uno, entonces? Retirar la manta.

Solo me había movido, cuando una voz me detuvo.

"¿Llegaste a casa de la escuela, verdad? ¿Y tu hermana?"

Molly. En el asiento del conductor. En su teléfono celular. Hablando con sus hijos. Me permití una oleada de alivio antes de que comenzara a moverme de nuevo, retorciéndome debajo de la manta.

"Hay una caja de Twinkies en el armario en la cocina, pero no dejes a Tish ver dónde las has encontrado. Están destinados para la escuela. Dile que es un regalo especial y que mamá lo siente por no estar en casa para verla después de la escuela."

Una astilla de luz apareció sobre mis ojos. Seguí retorciéndome hasta que el borde de la manta se deslizó por delante de mi nariz, luego tome una bocanada de aire fresco. Frente a mí la cabeza de Molly se escondía detrás de los reposacabezas, sólo el brazo visible mientras sostenía su teléfono celular.

"Puede ser que llegue tarde, pero voy a recoger la cena y te llamo en el camino para averiguar lo que quieres."

La manta se deslizó por el cuello. Allí. Finalmente. Otra inhalación profunda a través de mi nariz mientras me relajaba. Luego miré hacia arriba... hacia arriba...

A la ventana polarizada, y me di cuenta de las posibilidades de que alguien mirara desde un transporte y verme aquí eran similares a ninguna. Tenía que acercarme a esa ventana.

Usando mis pies, me empujó hacia el lado. Entonces gire alrededor para que pudiera usar mis manos atadas para empujarme a misma arriba.

La mirada de Molly se encontró con la mía en el espejo retrovisor.

"¿Cariño? Me tengo que ir. Te llamaré tan pronto como pueda. Cuida de tu hermana, ¿de acuerdo? Te quiero."

Ella se desconectó, entonces, sin decir una palabra hacia mí, lanzo un hechizo. Un golpe de energía se estrelló contra mí, y me cai en la oscuridad de nuevo.

FIN DEL CAPITULO
lunes, 20 de septiembre de 2010

Proyecto -No Humans Involved-

Proyecto -No Humans Involved-

Perdonenme chicas por la demora en subir los capis. Please pido mil perdones. Pero entre que no localizaba a Strella para el proximo capi y demas cosas personales mias , se atraso todo un poco demasiado. Aviso que desde el miercoles seguiremos con los capis acordados. Y continuaremos con el libro.

Espero que aguanten las ansias =)
jueves, 16 de septiembre de 2010

Ningun Humano Implicado - Capitulo 8

Capítulo 8:

ESTAR PREPARADA

Traducido por: Ang


"Yo había asumido que era un problema de nigromancia, pero ahora empiezo a pensar que es magia oscura," yo dije luego de contarles lo que pasaba.

Lucas frunció el ceño "¿Magia oscura? ¿Cómo en rituales de sacrificio?"

"Eva sería la mejor opción para cualquier cosa oscura," dijo Paige. "Así que puedo suponer que dado que nos estás preguntando a nosotros, ella está fuera de contacto otra vez. Mi experiencia en estas cosas es prácticamente cero. He sido testigo de un ritual de sacrificio." Su cara palideció con el recuerdo. "No intencionalmente. Una especie de protección ritual de alto nivel."

"Eso es para lo básico que se usa" dijo Lucas. "Una vida entregada para una vida protegida. Los rituales de sacrificio son muy raros. Si los encuentro, es periférico a un caso que estoy investigando. Cuando una Camarilla da una sentencia de ejecución algunos ejecutan un ritual de sacrificio como método de ejecución. Puramente una cuestión de economía."

Paige asintió con la cabeza "Si ya están matando a alguien, puede que también lo utilicen."

"Pero en todos los casos, el alma pasa a traves," Lucas dijo. "Por eso está escrito en el código legal de los Camarillas que si ejecutan víctimas usando un ritual de sacrificio, un nigromante individual debe confirmar con toda seguridad que el alma pasó segura hacia el otro lado."

"Es la versión Camarilla de la convención de Geneva. Ellos sólo pueden torturarte hasta tu muerte."

"Huh." Sorbí mi café, pensando. "¿Qué hay acerca de un sacrificio Druida?"

"Raro en estos días" dijo Paige "Incluso igual de raro que un ritual de sacrificio de magia oscura. ¿Recuerdan a Esus? Ni siquiera trata de hacer un sacrificio humano. Nosotros le dimos una pinta de sangre y se sentía feliz. Pero incluso si fuera un Druida que estaba realizando sacrificios humanos, eso no explica las almas heridas. Es la acción la cuestión. Una demostración de respeto a la deidad druídica."

Yo bebí más café. Esperanzada en que la cafeína podía hacer funcionar mi cerebro más rápido.

"Lo que tú tienes son almas dañadas." dijo Lucas. "De alguna manera fueron fragmentadas o drenadas, y no sabemos de ninguna magia que funcione de ese modo. Eso no significa que no pueda existir, simplemente que desafía los principios básicos de un sacrificio. Lo veremos más a fondo después de mañana."

"Está bien. Mientras tanto quizás yo puedo dirigirme en la dirección correcta y manejarme con eso. Paige tenía el registro del consejo ¿Correcto? Yo puedo buscarlos, ver si encuentro algo similar."

"Tú podrías, pero están, eh, en un disco, que esta... en algún lugar de este lío. Decidí que estaría más seguro aquí que en casa. Yo la puedo encontrar para ti después de mañana, sin embargo."

"Oh. Bueno… ¿Hay alguien que pueda hablar entonces? ¿Un contacto en magia oscura?"

Lucas sacudió la cabeza. "Hay que ser cuidadoso con este tipo de cosas. Expresar excesivo interés en la magia oscura puede ser extremadamente peligroso. Tú debes dejar esta tarea a nosotros."

Incluso cuando me presenté en la puerta de su casa, no pude llegar a ninguna parte. Sólo danos los detalles, Jaime, y vamos a hacer el trabajo. Sostuve eso durante un tiempo, pero estaba claro que no me darían nada que me podría meterme en problemas.





Savannah llamó a un taxi, a continuación, salió a esperar conmigo. "Entonces, tú necesitas hablar con alguien acerca de la magia oscura."

"¿Escuchando a escondidas?"

"Estoy hecha polvo de trabajar. Yo puedo ser capaz de ayudar."

"¿Oh? ¿Qué quieres tú…" Me detuve. "Tu mamá, por supuesto."

"Nah, Mamá no me enseñaría ese tipo de cosas. Nada más oscuro que un hechizo de caos, incluso entonces, sólo para protegerme a mí misma. Ella mantuvo esa parte de su vida separada."

"Debí haber adivinado eso."

"Eso no significa que se avergüenza de ella. Es que no es el tipo de cosas que ella hable con su niña. Pero conozco a alguien que querría hablar acerca de eso." Ella sacó fuera su blackberry. "Una bruja oscura que mi mamá conoció. Me localizó el año pasado, diciendo que quería hablar, compartir algunas historias acerca de Mamá."

"Eso estuvo bien de su parte."

Savannah me miró. "¿Crees que yo compré esa mierda? Ella sólo quería hacer contacto con la hija de Eva Levine antes de que su competencia lo hiciese. Eso es algo que mi madre me enseñó. Alguien siempre quiere algo."

"Así que tú no te reuniste con ella."

Ella sonrió. "Nunca dije eso. ¿La lección corolario de Mamá? La gente como esta tal vez quiera algo de mí, pero puedo usar eso, darlo vuelta y conseguir algo de ellos." Ella miró por encima de su hombro y luego bajó la voz. "Hemos estado en contacto por correo electrónico, y nos encontramos con un par de veces. Ella es útil. Paige y Lucas no pueden obtener información de alguien así. ¿Y yo? Acabo de sacar alguna mierda de "joven confundida" y es masilla en mis manos. Ella me decía que no tenía ninguna esperanza de ganar a la hija de Eva Levine como un aliado. Una idiota, pero una idiota útil."

La mirada en sus ojos me enfrió.

"Así que, sí, la he usado", continuó Savannah. "Apenas para conseguir cosas para Paige y Lucas. Sin ellos saberlo, por supuesto. Si se enteraran de que estuve incluso hablando con alguien así, que había ladrillos mierda... luego los usarían para encerrarme en mi cuarto de por vida."

"En tal caso, será mejor que no use tu nombre para acceder a esta mujer."

Savannah asintió con la cabeza "Tienes razón. Pero tú puede usar el de mamá. Dile a Molly que le concederás una audiencia exclusiva con Eva Levine y ella te dará todo lo que quieras."

Negué con la cabeza. "No sin preguntarle a tu mamá primero, y ella está fuera de contacto ahora."

"Huh." Savannah tocó su blackberry, jugando con ella mientras pensaba. Entonces ella sonrió. "Molly tenía un novio que murió el invierno pasado. Mitad-demonio. Habían vivido juntos durante años y cuando la vi este verano, todavía estaba muy herida. Digamos que ofrecieras ponerla en contacto con él... "

Dudé.

"Tú puedes ofrecer intentar. Ella todavía tendrá algunas de sus pertenencias e incluso te puede llevar a la tumba, por lo que te da, ¿Qué?, ¿una probabilidad del noventa por ciento de éxito?"

"Ochenta… Tal vez."

"Está bien. No prometas nada, pero dices que si no, puedes organizar una sesión de resguardo con otros seres queridos." Pasó su blackberry alrededor, tocando en una dirección. "Ella está al otro lado de la frontera en Vancouver."







Vancouver, Washington, fue un viaje en taxi desde Portland. Miré el reloj. Jeremy estaría aquí en unas dos horas. Por mucho que me quería reunir con él en el aeropuerto, yo quería impresionar aún más, lo que yo podría hacer si había encontrado a la casa y el ámbito de Molly Crane antes de su llegada para ayudar a entrevistarla.



Yo había llamado a Elena y había preguntado si Jeremy llevaba su teléfono celular con él, el único en la familia.

"Traté de dárselo a él, pero no quiso tomarlo. Ya sabes cómo es. Dios me libre de que yo conduzca la casa sin una línea de emergencia. Le dije que comprara un teléfono de prepago. No tenía idea de qué le estaba hablando, pero por supuesto no lo admitiría. Vas a tener que ayudarle. Podrías tener que mostrarle cómo usarlo también."

Me reí, recordando la primera vez que conocí a Jeremy. Cuando Paige nos presentó, había estado esperando, realmente esperando esa reacción "¡¿Oh, mi Dios, es Jaime Vegas?!"... Y sólo había conseguido un cortés saludo, llevando a Savannah para informarle que estaba en la televisión a veces, que no había cambiado su expresión ni una pizca. Elena se había de burlado de Jeremy sobre su falta de conocimientos tecnológicos, bromeando que él no sabía qué era un televisor. Y, quizá por primera vez en mi vida, me di cuenta de que estaba contenta. Pude hacer mi propia impresión.

Cuando le dije a Elena que esperaba darle un mensaje acerca de una reunión en otro lugar, dijo, "Si no te importa darme ese mensaje, se lo puedo dar a él. Él encontrará un teléfono público tan pronto a su llegada, para verificar a los niños."

Por supuesto que lo haría. Perfecto. Encontré una cafetería cerca de la dirección de Molly como un lugar de encuentro, entonces Elena llamó otra vez.







Ahora, prepararse para la entrevista. Por más que los otros miembros del consejo trabajaran para mantener a las nigro-celebridades lejos de cualquier cosa que podría romper sus uñas cuidadas, o dejar su muerte sobre su conciencia - yo he estado tomando notas, y he comprendido lo suficiente acerca de entrevistar a un testigo hostil para saber que no puedo ir a pie ciegamente hasta un posible contacto con magia oscura y decir: "Hola, mi nombre es Jaime y me gustaría hacerle algunas preguntas sobre el sacrificio ritual." Antes de que incluso llegara al punto de introducción, debería determinar el mejor método de planteamiento, asegurar las vías de evacuación. Estar preparada.

Molly Crane vivía en la 52 de Hawthorne Lane. Al llegar a la zona en taxi, yo tenía la sensación de que esta iba a ser la segunda vez que hoy me sorprendería de donde terminara.

Yo era lo suficientemente astuta como para saber que aunque Molly era una bruja oscura, era poco probable que me encontrase en un callejón sucio fuera de una tienda de hechizos sin marcas en el mercado negro. Esas tiendas pueden existir, pero sólo en los cuartos traseros de un negocio por lo demás normal. Sin embargo, a excepción de la plaza, donde había encontrado la casa del café, el barrio era residencial, con filas y filas de casas de juego, todas con minivans y aros de baloncesto, el césped impecable, juguetes para niños en las aceras. Le dije al conductor me dejara en la cafetería, entonces yo camine por tres calles: Hemlock, Cedar y Hawthorne. Suburbia: un lugar donde se cortan los árboles y nombrar las calles en su memoria.

La casa 52 de Hawthorne era un bungalow ordenado en una calle de bungalows ordenados. La pequeña casa de lujo no era nada, pero en la unidad había un reluciente Mercedes SUV, como si Molly no pudo resistirse a entregarse a sí misma un poco. El aro de baloncesto sobre el garaje sugirió niños, pero no había juguetes para ser vistos. Tal vez estaban demasiado viejos para coches de pedal. Tal vez prefiere explicar la práctica de aro de la práctica. O tal vez no tenía hijos, y la red había venido con la casa - una característica estándar como un camino pavimentado.

Empecé a caminar con un paso muy lento. Tomé nota de que el patio estaba cerrado por una valla de privacidad. Tomé nota de un gato calicó, pero ni rastro de un perro guardián... Aunque cualquier cosa podría estar detrás de la cerca. Tomé nota de una luz que brilla desde una ventana que daba a la acera, una ventana con cortinas como de cocina.

Parecía bastante seguro - yo era una bien vestida de cuarenta y tantos años caminando por una calle suburbana. Y, sin embargo, cuando la puerta de la casa de Molly se abrió y la figura de una mujer ensombreció la puerta, me di cuenta que tenía un problema.

Si volvía más tarde con Jeremy, ella me reconocería y sabría que había estado comprobando afuera de su casa, lo que haría que desde el comienzo la entrevista fuera mal. Sin embargo, yo no estaba lista para interrogarla. Así que hice un segundo plan en una fracción de segundo. Ví hacia su camino y si ella no me miraba, podría tener una oportunidad y seguir caminando.

Yo miré. Nuestros ojos se encontraron.

En lo que me dirigí hasta la acera, conseguí mi primera mirada buena a la mujer, ella era probablemente de casi cuarenta años. El pelo corto rubio peinado para fácil mantenimiento, pero con estilo alborotado. Una cara de elfo con brillantes ojos verdes. Pequeña y compacta, ella estaba vestida con un chándal de diseño, tal vez dirigiéndose al gimnasio, tal vez sólo queriendo parecer como si lo estuviera.

"¿Molly Crane?"

Una sonrisa brillante, la acogida mitigada por una mirada cautelosa en sus ojos. Busqué en los ojos alguna señal de reconocimiento. Con un americano promedio, mis posibilidades de ser reconocida estaban a la par con cualquier celebridad de película de clase C. Para aquellos que siguen a los espiritistas o a ciertos talk shows, mi cara es inconfundible.

En la comunidad sobrenatural, sin embargo, mi reconocimiento facial sube... Por lo general acompañada por el rechazo o desprecio. Brujas oscuras como Molly Crane pueden usar su talento para ganarse la vida, pero Dios me libre de hacer lo mismo.

Vi ese chispeó de "la conozco de algún lado" en los ojos de Molly, y maldije. Hubiera sido más seguro usando un nombre falso, pero se daría cuenta de quien yo era al momento en que mencionara los fantasmas.

Subí las escaleras y extendí mi mano. "Jaime Vegas."

Sus ojos se iluminaron en reconocimiento. "Mi hija y sus amigos te graban en cintas en Keni Bales cada mes. Por favor entra"

FIN DEL CAPITULO
 
martes, 14 de septiembre de 2010

Ningun Humano Implicado - Capitulo 7

Capítulo 7:

ESCLAVOS ZOMBIS

Traducido por Siennah

Fue en el despegue que empecé a arrepentirme de mi prisa. ¿Era realmente necesario volar a Portland? Cuando llamé a Jeremy y le conté, había oído la vacilación de su voz, sin embargo había tomado el cambio de lugar y cambió su billete de avión hacia Portland, donde se reuniría conmigo para la hora de la cena y me ayudaría con los archivos de Paige.

¿Cuán más rápida seria esta ruta?, cuando realmente no podría volver al set antes de mañana. ¿Cuán molestos estarían Grady y Angelique cuando se dieran cuenta de que me había escapado incluso si fuera por una emergencia familiar?

Sin embargo, tan insensata como me sentía, sabía por qué lo había hecho. Para demostrarme a mí misma que podía manejar esta situación.

Había conseguido mi trabajo como delegada nigromante porque, francamente, nadie más lo quería. Tenía cero experiencias en resolver los problemas sobrenaturales y, en seguida me di cuenta, que a nadie le importaba. Esperaban que hiciera lo que el último tipo hacía, responder a las preguntas del nigromante cuando convocaba, pero por lo demás sentarme y dejar que los otros trabajaran.

Quería ser una delegada de pleno derecho, haciendo todo lo que hacían los demás, incluyendo la labor de investigación. Hasta el momento, me habían incluido, pero con mucha vigilancia y redes de seguridad, hasta que me sentí como la entusiasta novata a la que todo el mundo temía demasiado ya que jodería la investigación.

El año pasado, había hecho algo como esto, volado para ayudar a Jeremy y Elena cuando una llamada telefónica habría sido suficiente. Y ya entonces había tenido que luchar por cada paso que daba frente a la línea de banda.

Pero este era mi caso. Y yo no podía soportar llamar a Paige o Robert y darles la investigación, y quizás incluso la investigación entera, en el regazo. Probablemente habría tenido más sentido tragar mi orgullo y llamar, pero ya era demasiado tarde y parte de mí se alegraba de ello.





Me paré en la acera y traté de no temblar. Había estado tan enfrascada en llegar aquí que estaba aún vestida para Carolina del Sur. Así que me iría a encontrar con Paige y Lucas con el aspecto de una atolondrada que ni siquiera podía recordar llevar un buen abrigo a Portland en noviembre. Sería bueno hacer una impresión diferente de vez en cuando, sólo para variar.

Miré hacia arriba al edificio. Doblemente comprobé la dirección de la oficina que Paige me había dado cuando llame desde el aeropuerto. Me preguntaba si había oído mal. El taxi estacionado detrás de mí, el conductor aparentemente tan inseguro como yo.

El edificio parecía haber sido una especie de almacén o de tipo industrial, en el fondo de un barrio de clase industrial. No tenía ninguna placa de identificación u otro signo, pero cuando tu clientela es sobrenatural, no haces publicidad con carteles que parpadean.

Le hice un gesto al conductor. Entonces me decidí a comprobar el nombre de la calle antes de llamar a la puerta. Cuando me acerqué a la esquina, una mujer joven con vaqueros y chaqueta de corderito se apresuró a cruzar la carretera vacía.

"¡Disculpe!" dije.

Ella no desacelero. En este barrio, eso probablemente era sabio. Troté otro par de pasos.

"¡Disculpe! ¿Esta es Breton North Road?"

Se giró y levantó sus gafas de sol, sus rasgos dibujándose en confusión. Había visto esa mirada de "¿estás hablando conmigo?" con bastante frecuencia y mis entrañas se hundieron mientras mi mirada cayó para echar un vistazo más de cerca a sus pantalones vaqueros, con forma acampanada, camisa teñida, bolso con flecos...

"Uh, lo siento," dije. "Pensé que eras... Lo siento."

Me volví y marche de nuevo hacia el edificio, mis tacones resonando a lo largo de la calle vacía.

"¿En apuros?, nigromante" ella llamó a mi espalda.

Maldije en voz baja, apegándome a una sonrisa vacía y volviéndome para ver a la joven dirigiéndose hacia mí.

"No, por supuesto que no," le dije. "Estaba queriendo direcciones y…"

"¿Pensabas que yo no podía proporcionártelas? ¿Estando muerta y todo?"

"Yo no quería suponer. Así que ¿esta es Breton North Road?"

Ella siguió caminando hasta que estaba cerca en mi espacio personal, algo que los fantasmas pueden hacer mucho mejor que las personas. Sus manos pasaron por mis hombros mientras hizo un gesto.

"Tú no estás preocupada por preguntarme algo que no pueda contestar. Estás corriendo tan rápido como puedes antes de que te pida a ti algo."

"No estaba…"

"Detén la mierda. He conocido a tu clase antes. Dos años después de morir, tuve la suficiente suerte de toparme con un nigromante en un concierto de KISS, y le rogué al hombre que le pasara un mensaje a mi hermana pequeña. Solo una llamada telefónica, no gran cosa. Él me dio esta conferencia sobre la forma correcta de acercarse a un nigromante."

"Algunos nigros pueden ser un poco delicados, especialmente en eventos sociales…"

"Diez años después, veo otro, trato de nuevo, y ella se aleja. Ni siquiera tiene la cortesía de responderme."

"Bueno, no puedo prometer nada, pero si tu quisieras que me ponga en contacto con tu hermana…"

"¡Tiene cincuenta años! ¿Crees que quiere saber de mí ahora?"

"Siento que hayas tenido una mala experiencia…"

"Vete a la mierda." Ella giro y se marchó.

Mientras caminaba hacia el edificio, me concentré en las preguntas que le diría a Paige y Lucas, y trate de olvidar a la joven mujer. Otro día, otro fantasma. Uno de cientos. Cientos de esperanzados, decepcionados…

Interrumpí el pensamiento y me abrí paso entre una bolsa de basura rota para llegar a las puertas delanteras. Estaban hechas completamente de vidrio oscuro, de un solo sentido supuse, por lo que podían ver y yo no podía ni espiar.

Tiré de la manija. Bloqueada. A mi izquierda había un pequeño altavoz marcado "Entregas y visitantes." Silbé.

"Oye, ¡Jaime!" Era Savannah, la hija de diecisiete años de edad de Eva y Kristof. No era un fantasma afortunadamente, sino que estaba muy viva y a custodia de Paige y Lucas.

La voz de Savannah era tan clara, miré a mi alrededor para ver dónde estaba. Cuando ella se echó a reír, vi una pequeña lente de cámara.

"Alta tecnología, ¿eh?," dijo. "Rastreamos todas las campanas y silbidos. Muy genial... y complicado como el infierno. Necesito un maldito libro de instrucciones para esto. Oh, ahí está." La puerta sonó." Vamos entra. Estamos en el segundo piso. Tendrás que usar las escaleras. La tarjeta del ascensor - activada".

En el fondo, Paige le gritaba a Savannah, algo sobre unas cajas, y una voz masculina maldijo. Obviamente no era Lucas, si él decía malas palabras, nunca le había oído.

Cuando entré, era como entrar en una oficina corporativa de lujo en construcción, los relucientes pisos sucios con huellas de polvo, las paredes ricamente pintadas en espera de obras de arte, cajas de cartón apiladas por las brillantes puertas del ascensor. Debería haber recordado que esta originalmente iba a ser una oficina satélite de la Camarilla Cortés. Había estado una vez en una, y había sido justo como esta, un exterior sucio escondiendo las oficinas de lujo.

En cuanto a cómo el anti Camarillas hijo más joven de Benicio Cortés terminó con una oficina que fue construida por la Camarilla, no lo tenía claro. Sólo sabía que el padre de Lucas había estado construyendo esto en Portland y de alguna manera Lucas y Paige terminaron comprando las oficinas sin terminar en su lugar. Eso había sido hace más de un año, y estaban mudándose recién ahora. Un gran salto para una pareja joven, pero supongo que era mejor que tener a Papá y su pandilla trasladados a la ciudad.

La escalera era tan silenciosa como el vestíbulo, pero en el momento que abrí la puerta del segundo piso, fue como si alguien hubiese apretado "Play", el aire llenándose de ruido, el zumbido de un taladro, una risa de mujer, la explosión de una caja caída, el grito de un hombre. El aislamiento acústico de primer nivel entre los pisos, otro bonus de las cuadrillas de construcción de las Camarillas.

La perforación llegaba desde una dirección, las voces de otra.

"No toques los libros. Tengo un sistema."

"¿Qué sistema?" Respondió Savannah. "¿Volcarlos todos en una pila?"

Me tomó un momento para reconocer al primer orador. Adam Vasic, uno de mis compañeros y miembro del consejo, que se unía a sus amigos en su nueva empresa.

"Solo deja los libros." la voz de Paige, un profundo contralto. "Adam, continua empacando esas cajas. Savannah, asegúrate de que todos los libros entren en la oficina de Adam, pero no les desempaques. Tienen que ser organizados en un sistema reconocible, así podremos todos encontrar lo que necesitamos cuando nuestra bibliotecario no esté aquí."

"¿Bibliotecario?" dijo Adán. "El título es jefe de investigación".

"Y guardia de seguridad," agregó Savannah.

"Jefe de seguridad".

"Correcto. A cargo de todos esos otros bibliotecarios y guardias de seguridad que hemos contratado. "

"Es una posición de crecimiento. Así como la tuya. Algún día, estoy seguro de que estarás a cargo de la secretaría de la piscina entera."

"Estas cajas no se van a mover solas," corto Paige mientras me acercaba a la puerta abierta. "Las necesito todas arriba y ordenadas en las habitaciones correctas. Entonces necesito a Adam montando la biblioteca, mientras que Savannah ayuda a Lucas con ese sistema de alarma. Y cuando eso este hecho hay…"

"Un montón de mierda más," dijo Savannah. "¿Sabes lo que realmente necesitas? Esclavos Zombis."

"Les tengo a ustedes dos. ES suficiente."

"No quieres zombis," dije mientras entraba "Gastarías una fortuna en ambientadores."

Adán estaba excavando en una caja de textos de referencia. Él no lucia muy parecido a un bibliotecario... a menos que te refieras a surfistas. Era un estereotipo chico de California, bien construido y bronceado por el sol, pelo decolorado y una sonrisa rápida. No se parecía tampoco a un chico con un demonio como padre tampoco, pero eso era típico de medio-demonios. Parecían y actuaban como humanos, heredando de su padre sólo un conjunto de habilidades, por lo general de elementos o sensoriales. El poder de Adam era el fuego. Cuando perdía su temperamento, su toque podría dar quemaduras de tercer grado. Afortunadamente, era difícil de cabrear.

Paige estaba ocupada en la computadora, los dedos volando y los ojos en el monitor incluso mientras hablaba. Una voluptuosa chica de veintisiete años de edad, con largos rizos negros, estaba vestida con unos vaqueros y una sudadera. Atuendo práctico de día informal. Era raro ver a Paige fuera de una falda. Era una chica femenina, como Savannah siempre bromeaba.

Savannah no seguía los gustos de sus tutores en la ropa o en otras cosas. Una mirada a la chica de diecisiete años de edad, casi seis pies de alto y delgada , con el pelo largo y oscuro y perfecta estructura ósea y cualquier persona que había conocido a Eva sabría quién era la madre de Savannah. Sólo sus ojos, grandes y de color azul brillante venían de Kristof.

Incluso en pantalones rotos, zapatillas viejas y una apretada camiseta de concierto, Savannah exudaba elegancia y gracia... hasta que abría la boca. Paige ya no comentaba más sobre el lenguaje de su pupila. Supongo que los padres deben escoger sus batallas, y con Savannah, había otras mucho más importantes. Como hija de un hechicero y una bruja medio-demonio, era un barril de pólvora de poder sobrenatural. A los trece años, entró en pánico y tratando de contactar a su madre muerta, había destruido una casa, un incidente que sospechaba era responsable de la muerte de su padre, aunque incluso Kristof fingió que había muerto en un accidente no relacionado.

Savannah me saludó con un abrazo exuberante. Paige empezó a levantarse, pero le hice señas que se quedara y me incline para darle un abrazo.

"Supongo que el bloqueo de la puerta principal todavía no está funcionando," dijo Paige. "Voy a tener que decirle a Lucas que eche otro vistazo a eso. Pobre chico. No es realmente su área de especialización."

"Está funcionando," dijo Savannah. "Yo deje entrar a Jaime."

"¿Y no bajaste para escoltarla hasta aquí arriba?"

"¿Cómo? Tienes trabajando a nuestros traseros mientras juegas con las computadoras."

"Estoy haciendo funcionar la red. Si no tenemos nada en su lugar por la mañana…"

"La tierra dejara de girar alrededor de su eje. Y podríamos perder nuestro primer cliente de pago."

"Lo cual es aún más importante." Paige me miró. "Lo siento. Las cosas están un poco locas. Hemos estado mudándonos lentamente, pero ahora tenemos una entrevista con un cliente muy grande... que espera vernos en una profesional oficina con pleno funcionamiento mañana."

"Bueno, no te preocupes. No voy a tomar gran parte de tu tiempo. Sólo quiero comentar un escenario contigo."

"Claro. Vamos a coger café y hablar." Una mirada a los otros. "¿Puedo dejarles a los dos solos?"

"Por favor." Savannah se giró hacia mí. "Llévala por el tiempo que tú quieras."

Paige hizo una mueca y me hizo pasar fuera de la oficina. La perforación en el pasillo se había detenido, sustituida por la voz de Lucas, tranquila, pero insistente. Lo encontramos con su teléfono celular, examinando un agujero en la pared.

Miró a su trabajo de perforación, con su ya cara seria transformándose en un ceño fruncido. Paige llamó su atención, y sus ojos se iluminaron.

"No, no creo que entienda" dijo en el teléfono. "Se nos permite una libertad de acción en el entendimiento por lo que si nuestras necesidades cambian y necesitamos el trabajo realizado con prontitud, estaría hecho. Si no nos puede proveer eso..." hizo una pausa. "Bien. Entonces voy a esperar un equipo a las...?"

Le levantó dos dedos a Paige, quien asintió con la cabeza. El dio el visto bueno, y luego colgó.

"Veníamos a ver si tenías tiempo para tomar un café," ella dijo. "Pero supongo que la respuesta es no."

"Voy a tomar uno de todos modos. Podía usar el aire. Jaime, estuvo tu vuelo…"

Su teléfono celular sonó. Un suspiro suave y comprobó el número. "Jack McNeil."

"El cliente," explicó Paige para mí. "Responde. Te traeré aquí el café. Jaime puede explicar su situación entonces."




Caminamos a una panadería a una cuadra arriba. Paige juró que el barrio no era tan malo como parecía. Puse mi confianza en sus manos... y en sus conjuros defensivos. Todavía estábamos poniéndonos al día cuando llegamos de nuevo al edificio, cafés en la mano.

"Savannah estará trabajando para nosotros este año mientras decida lo que quiere hacer acerca de la universidad."

"¿Sigue inclinándose hacia el diseño gráfico?" Le pregunté.

"Lo está, pero quiere nuestro consejo y estamos realmente desgarrados. Parte de mí quiere decirle que está haciendo lo correcto, preparándose para una carrera fiable mientras persigue su arte en su tiempo libre. La otra parte quiere decir "olvida la practicidad" y dile que se inscriba en un programa de bellas artes."

"Conseguir un trabajo al que recurrir no es la peor idea. Jeremy trabajó como traductor durante años antes de que su pintura empezara a venderse".

Me llevó en el ascensor. "Creo que es de quien está tomando ejemplo. Pero me preocupo de que Lucas y yo estemos demasiado dispuestos a impulsar la practicidad y tal vez eso es lo que este conduciendo su decisión. De todas formas, tiene un año para pensar en ello."

Nos encontramos en la sala con Adam y Savannah.

Savannah alzó las manos. "Antes de que aprietes el látigo, nos estábamos dirigiendo hacia fuera por mas cajas."

«Tomad uno de estos en su lugar. Brownies, más una Coca-Cola para Adam y un capuchino moca para ti."

"Gracias," dijo Adam.

"No le agradezcas," dijo Savannah. "Es el combustible del esclavo zombi. El azúcar y la cafeína para seguir continuando."

"Lo captas. Y sándwiches para después, así que no necesitaran irse para la cena. ¿Jaime? La sala de reuniones es la primera puerta a la derecha. Entra mientras voy por Lucas".

FIN DEL CAPITULO
 
XD me resultaron muy divertidos e ingeniosos los comentarios de Savannah, lo de es el combustible del esclavo zombi jajaja. Fue genial.
 
Aunque me parecio extraño no oir a Adam, estaba muy callado para ser él. Y buhh :( todavia no aparece Jeremy en escena ¬¬. xD y eso que es el capitulo 7.  
 
Que disfruten el capi!
lunes, 13 de septiembre de 2010

Ningun Humano Implicado - Capitulo 6

Capítulo 6:

INDULTO PARA EVA

Traducido por Kass

Pasé demasiado tiempo molestándome con mi armario por la mañana. Se suponía que debía estar llevando un crespón de color naranja quemado en la parte superior del top con una falda lápiz marrón chocolate y una ajustada chaqueta de diseño - el tipo de cosa que tú verías en el viejo cine negro. Sexy y sofisticada con un divertido, efecto retro. El aspecto me convenía, lo que siempre es un alivio. No hay nada peor que encontrar un fabuloso nuevo estilo en las revistas de moda y salir corriendo a buscarla, sólo para darse cuenta de que te daba un aspecto como una suburbana desaliñada de mediana edad o, peor aún, una desaliñada de los suburbios de mediana edad que sigue pensando que se le están esfumando los veinte años.

Pero me lo voy a poner hoy, ¿Cuando yo no podría ver a Jeremy hasta la noche? ¿O guardarlo para entonces? No tanto dilema ardiendo como una manera de posponer de frente a mis colegas hasta que yo estuviera segura de estar despierta y concentrada en la tarea de ganarlos a ellos. Finalmente, después de tomarlo por si fuera poco y tratando de un par de alternativas, me pongo el traje original y bajó las escaleras.

Al acercarme al comedor, el silencio me hizo revisar mi PDA para asegurarme de que no había jodido mi horario. Otros tres pasos y cogí el murmullo de voces bajas. Angelique se sentó sola en un lado de la mesa, Grady y Claudia por el otro, hablando en voz baja y haciendo caso omiso de Angelique.

El hombre muerto ahora estaba colgado a través de un plato de rodajas de melón. Traté de ignorarlo.

"Buenos días” dije, mientras me deslizaba en un asiento.

Grady vaciló sólo un momento antes de los buenos modales se impusieran y me sirvió un café. Yo le dí las gracias con una sonrisa deslumbrante, a continuación, cogió un trozo de melón. A medida que los dedos del hombre muerto rozaban la fruta, decidí que estaba más de humor para bollos.

Los ojos de Angélica dieron la vuelta. "¿Aún comes carbohidratos? ¡Oh, mi señor, eres tan valiente!”

"En realidad no” le dije con una sonrisa. "Voy a pagar por esto cuando yo no pueda abrocharme mi falda más tarde."

Le di un mordisco grande y mastiqué con deleite. Angelique trató de no babear.

"Yo soy una boba para los alimentos de consuelo," le dije. "Y después de anoche, lo necesito. Estoy acostumbrada a recibir una gran cantidad de advertencias de estar más alerta que esto. Mis nervios aún se están recuperando”.

Grady se descongelo lo suficiente para hablar. "Fue bastante más imprevisto de lo que me gusta."

"Espero por Dios que no haya más. Nadie mencionó el calentamiento de sesiones de espiritismo para mí."

“Ni a mí." Claudia corto un panecillo por la mitad y tuvo una sola pieza. "Voy a tener una charla con Becky".

"Bien. Yo no estoy acostumbrada a trabajar de esta manera. Me sentí muy mal sobre la interrupción de Angelique." Me volví hacia ella. "Lo siento mucho. Mis nervios estaban exactamente agotados."

Ella estudió mi rostro, como si buscara una captura, luego asintió lentamente. "Podría haber estado un poco nerviosa por mí misma. No estoy acostumbrada a estar en cámara.”

"Tú te especializas en shows en vivo también, ¿No? La televisión es un medio completamente diferente, y yo no hago mucho de eso todavía." Sonreí más a Grady. "Pero tenemos un profesional en el set. Tal vez si nosotros somos buenos, él nos pasara algunos consejos a nuestra manera."

"Oh, bueno, todo el mundo está aquí," dijo Becky mientras ella oscilaba a través de la puerta. "¿Todos recibieron el desayuno? Lo siento se me hizo tarde."

Ella se dejó caer en el sillón junto al mío. Le llene su taza de café.

“Gracias. No tienes idea de lo mucho que lo necesitaba. He estado levantada la mitad de la noche. En primer lugar, llamar al Sr. Simon, quien insistió en conocer los resultados de la sesión de espiritismo de Tansy Lane. Entonces él me haría obtener las investigaciones del trabajo para confirmar los hechos de Jaime."

"¿Y cómo se ve?" Grady preguntó.

Becky deslizó una mirada de preocupación a mi manera. "Bueno, odio ser portadora de malas noticias, pero... "

Alargó la mano al teléfono en la mesilla. La línea de arriba estaba intermitente. Una prensión de los botones y...

"Todos están aquí, Sr. Simon."

Mierda. Becky no tenía problemas para estar masticando fuera lo de anoche de Angelique, pero parece que me merecía diferentes tratos - una reprimenda directa desde el propio productor. Me preparé.

"Sólo tengo un minuto, amigos". Simon habló tan rápido que había que concentrarse para mantenerse al día. "En primer lugar, permítanme decir lo absolutamente devastado que estaba yo al no poder estar allí anoche. Me muero por conoceros a todos. Heh, je, eso no es probablemente la mejor frase que se utiliza con vosotros, amigos, ¿Verdad? Jaime. ¿Jaime, cariño? "

"Uh, aquí, Sr. Simon."

"Todd. Dime Todd. He oído que golpeó un home run la noche anterior. Golpea la pelota fuera del parque."

Becky me sonrió.

Simon continuó. "Cada pregunta correcta, nuestros investigadores me dijeron. Esto es la hostia, perdón por mi francés, amigos. "

Cuando los rostros de Grady y Angelique se endurecieron, me regañé. Yo tenía que tener realmente cuidado cuando hacia contacto con fantasmas como parte de un show - obteniendo respuestas lo suficientemente correctas para mantener la credibilidad, pero no son tantos los colegas que me acusan de manipular las cosas.

Simón continuó: "Así que sólo quería llamar y decir “Esa es mi chica”. Tú eres el verdadero negocio, Jaime Vegas. Pronto el mundo entero lo sabrá y créeme, nadie está más contento de esto que yo. ¿Alguna vez has estado en Vanity Fair, Jaime? "

"Um, no."

"Bueno, estoy revistiendo algo para ti en este momento. Conozco a algunas personas. Haciendo algunas llamadas. Mi regalo para ti”.

"Uh, gracias."

"¿Angel? ¿Brad?"

"¿Si, Todd?" dijo Grady.

"Es Sr Simon para usted, señor." Simon dio una risa que podía ser interpretada como "estoy bromeando", pero sugirió que no lo estaba. "Angel, cariño, te di esta gran oportunidad de conseguir que tu pequeño culo bonito este fuera de los campos de maíz, y no me estás mostrando el amor."

"Yo..." comenzó a decir.

"Brad, vas a tener tu oportunidad en breve, y espero resultados. Que el sueldo de los tuyos está matando el presupuesto. No me hagas lamentarlo. ¿Comprendes, amigo?"



"Entendemos," dijo Claudia.

“Bueno, bueno. Sólo por eso estamos todos en la misma página, amigos. Ahora, Tengo que correr, tengo que correr, pero voy a estar viéndoos. Háganme sentir orgulloso."

La línea se cortó. Tomó sesenta segundos a Angelique, Grady y Claudia recordar compromisos anteriores y aclarar la habitación. Tanto para suavizar las cosas.





Tenía una entrevista de la revista a las nueve en punto - apenas el suficiente para cepillarme los dientes después del desayuno. La parte de la entrevista se desarrolló sin contratiempos. Entonces ellos querían tomar fotos... En el jardín. Por supuesto que querrían el jardín, la casa estaba a medio amueblar y parcialmente en construcción.

Todo en lo que podía pensar era en las fotos mías, los ojos muy abiertos y nerviosos como los espíritus malditos que me atormentaban. Me entró el pánico. Comencé a balbucear excusas sobre la mala iluminación y las alergias. El acosado fotógrafo, que probablemente tenía un programa completo delante de él, decidió que no era necesario comenzar el día de esta manera y sugirió que el artículo podría funcionar sin mi foto. Eso no sería bueno. Llegando a cierta edad, y si la imagen falta en un artículo, la gente empieza a sospechar que hay una razón, especialmente cuando las fotos de tus compañeros de reparto están ahí.

Así que me rendí... Y era tan infernal como yo había imaginado. Los espíritus pinchaban. Ellos pincharon. Ellos me susurraban al oído. Y tuve que ignorarlos y parecer como si tuviera el mejor momento de mi vida, que sólo les hizo golpear e impulsar a todo los más difíciles. En el momento en que la sesión había terminado, mis nervios estaban destrozados.

Esto tenía que terminar. Tenía que averiguar lo que estos fantasmas eran y desterrarlos antes de que arruinaran el rodaje.





Salí de la casa por la puerta principal y me dirigí a aclarar mis ideas. Normalmente, después de calzar en tacones, mis pies me han estado gritando para que me detenga, pero si lo estuvieran haciendo, yo estaba demasiado preocupada para escucharlos.

¿Por qué no me comunico con estos fantasmas? Spooks hace travesuras en nigromantes, pero si ese fuera el caso, la corteza de Dogwood y hierbas secas unidas debería hacerlos conjurar lejos.

Las almas también pueden quedar atrapadas en portales dimensionales, pero yo los había encontrado, y sabía que no era la explicación aquí. Tampoco eran demonios o semidemonios o semideidades. Una vez más, estuve allí, hecho eso. Robert Vasic, el experto del Consejo de Investigación, siempre me dice que debo llevar un diario de mis experiencias para sus discos, para ayudar a los demás nigromantes con casos extraños, ya que parece ser que yo los encuentro todos. Creo que me está tomando el pelo, pero nunca estoy segura. Así como no estoy segura si mi amplitud de la experiencia tiene más que ver con el poder o el talento por estar tropezando con los problemas.

Mi instinto me dijo que ellos eran fantasmas normales en una situación anormal. Pero, ¿Cómo llegaron allí - en un lugar donde me podían tocar, pero no pudieron materializarse o comunicarse?

Una respuesta: magia negra.

Cuando llegó la magia negra, yo tenía una excelente fuente de información. Una ex profesora principal en el arte - y una que no cumplía con esto "aquellos que no pueden, enseñan" cliché. Mi espíritu guía ausente, Eva Levine.

También conocida como magia "oscura" o "caótica", la magia negra no es necesariamente mala. Es un término general de toda la magia con una evolución negativa. Como un hechizo para matar a alguien. Puedes usarla para el mal, pero es más probable que tú la utilices en defensa propia. Pero el único tipo de magia que probablemente afectan a los fantasmas fue el más oscuro de las artes oscuras: el ritual de sacrificio.

El sacrificio humano es raro. Algunos profesionales de las oscuras artes nunca practican tales rituales. ¿Eva sí? Esto no es algo que puedas pedirle a un amigo cercano, pero supongo que sabía, aunque sólo cuando ella lo necesita para matar a un enemigo y decidió que su muerte puede ser que también sirven para otros fines. Eso era Eva - nunca cruel, pero con una frialdad práctica en su manera que no podía comprender, así como yo no podía entender una vida donde tienes enemigos que necesitas para matar.

Cuando llegué al mercado de Brentwood, me dirigí alrededor de la espalda, fuera de la vista del tráfico que estaba pasando, saque el anillo de Eva y trate de ponerme en contacto con ella otra vez, poniendo toda mi concentración en ella, con la esperanza que de alguna manera, donde quiera que estuviese, yo podía atravesarla. Después de un par de minutos, el aire brillaba - el primer signo de un fantasma que viene a través.

"¡Oh, gracias a Dios! Eva, te necesito"

Un hombre se materializó. Un gran hombre - alto y construido sólidamente, de casi cincuenta años con una delgado cabello rubio y ojos azules.

"Kristof," le dije. "Yo no te llamé. Yo llamé a... "

"Eva, lo sé." Echó una mirada alrededor del equipo, arrugando la nariz ligeramente y luego rozó la parte frontal de la chaqueta, como si hubiera sido manchada en la transición. "Tú has estado tratando de conseguirla a ella a través de un tiempo, y obviamente algo anda mal, así que pensé que debía saber lo que deseas." El miró su reloj.

"Si yo estoy cuidándote, Kristof... "

"Estoy en la corte, pero he pedido un receso de diez minutos."

Una vida futura con los abogados, trajes de tres piezas y relojes de pulsera. Si alguna vez necesitaba una prueba de que Kristof Nast había terminado en una dimensión de infierno, esta lo era.

"¿Hay alguna manera en que tú puedas conseguir a Eva por mí?"

“Puedo intentarlo. Ella no supone que le molesten, pero si es urgente, puedo solicitar una concesión especial. ¿Supongo que es urgente? "

Algo en su mirada me suplicó decir que lo era, pero con Kristof, era prudente ser cauteloso. "Bueno, no estoy segura de que esto sea urgente -”

"Si tú dices que es urgente, eso es todo lo que necesito."

Ah. Así que yo no era la única que estaba fuera de contacto con Eva. Es por eso que él estaba aquí. Por supuesto que no era para ayudarme. Mi único contacto con Kristof en la vida - no en persona, sino a través de sus empleados naturalmente - no había sido para fomentar la amistad. Eva era la única cosa que teníamos en común.

"Si tú has tenido acceso y no era para algo importante, ¿Sería que Eva estaría enojada?"

"Difícilmente. Ella le daría la bienvenida a la ruptura." Sus ojos brillaban. "Incluso iría tan lejos para decirle a ella que estaría agradecido. "

"Así que, dondequiera que ella esté, ¿Ella no está allí por voluntad propia?"

Su sonrisa se desvaneció. "Sabes que no estoy autorizado a hablar de eso. Pero si la necesitas, que obviamente lo haces, yo puedo solicitar... "

"Y si no es urgente, ¿Seria que Eva se metería en problemas?"

Eso lo detuvo. "No hay forma de que ella sepa lo que tú podrías considerar urgente..." Otra pausa, y luego un suspiro. "¿Es urgente?”

Lo era. Para mí. Pero yo sospechaba "estar salvando a Jaime Vegas por estar molestando fantasmas" no era un problema tú debes solicitar a las deidades para fijarlo, así que dije: "No realmente."

Él maldijo entre dientes. Luego preguntó, de mala gana: "¿Hay algo que pueda hacer?"

Odiaba estar ofreciéndose. Pero ella lo quiere a él para ofrecerse, y eso es lo que contaba.

Podría preguntarle sobre el ritual de sacrificio. Pero los brujos como Kristof Nast no realizan ritos de magia negra - ellos contratan a gente para hacerlos. Así que le di las gracias por su tiempo, y luego observe su ida.

Tiempo de alcanzar a los demás. Jeremy había sugerido a Paige y Lucas, y esa fue la lógica del próximo paso. Paige era el miembro del consejo de brujas interracial. A los veintisiete años, era la delegada más joven, así como la más enérgica. Sólo estar viendo su trabajo era agotador.

Para Paige, ayudar a los seres sobrenaturales era una misión de vida. Junto con su marido, Lucas, corrió una empresa- jurídica-con-detectives de organismos dedicados a estar protegiendo a los sobrenaturales de las cábalas - la Mafia empresarial de nuestro mundo. El hecho de que el padre de Lucas era consejero delegado de la más poderosa de las cábalas hizo sus vidas aún más complicadas.

Ellos deberían contribuir, por supuesto... Tan pronto como pudieran. Los espíritus no se van a ninguna parte, y yo no estaba en peligro de muerte. Quienquiera que ellos estaban ayudando en este momento probablemente se encontraba en peligro mortal.

Así que no se podía esperar que lo dejaran todo por mí, pero yo sabía que ellos no me echarían por tierra si me presento en la puerta de su casa y me limito a pedir una o dos horas de su tiempo. Yo podría correr con el problema más allá de ellos, recibir sus aportes y les pregunto si me muestran su biblioteca o a sus archivos de computadora, así yo podría hacer la investigación por mi misma.

De acuerdo con mi horario, sólo tenía un trabajo obligatorio para hoy. Yo suponía que tenía que sentarme con algunas discusiones para el parapsicólogo-gists - jugando "entrevistador" ya ellos explicaran sus métodos, pero Angelique podía tomar mi lugar. De hecho, si se lo sugería, la oferta puede ir hacia un largo camino para la flexibilización de la animosidad entre nosotras.

Ahora para una excusa... Decidí usar a mi madre, alegando que ella estaba enferma y necesitaba de mí. Más la gente se sentiría culpable usando a sus padres así, pero como yo lo veo, es un intercambio justo. Ella me usó por muchos años. Aún lo hace. Su lugar en la aldea de la jubilación cuesta más que mi apartamento en Chicago, y ella no es quien paga por ello.

La última vez que escuché de mi madre había sido cuando ella decidió que quería actualizar su paquete de spa mensual. Cuando yo argumenté, había usado su amenaza de siempre: decir a la prensa sensacionalista sobre mi aborto a los dieciséis años, convenientemente dejando de lado el hecho de que ella lo había arreglado y yo había pensado que era para ir al médico a una revisión prenatal. Yo había pagado para la mejora, como siempre lo hacía, no tanto debido a su amenaza, pero me preocupaba porque era más fácil tirar el dinero en ella que hacerle frente a ella. Una estratagema cobarde, tal vez, pero con algunas heridas, palmeando esto con una venda y pretendiendo que no estaban alli, era más fácil que lidiar con el dolor

FIN DEL CAPITULO

Seguidores

Bienvenid@s

En el blog encontraran informacion sobre libros, pelis, descargas, novedades, nuevas sagas, y mucho mas...

Es un blog que poco a poco va creciendo, y gracias a ustedes y con sus comentarios lo va a seguir haciendo.

Espero que disfruten la lectura de mis posts, y no se aburran de mis comentarios :P.

Besos y disfruten la lectura ;)


Puntuaciones:

Genial a la 10ma potencia
Muy buenos
Bueno
Regular
Desastroso



Aviso: Las descargas aqui ofrecidas de traducciones son sin animo de lucro, y para disfrute del lector, que muchas veces se ve imposiblitado/a de leer estas grandiosos libros porque aun no se publican en su pais. En su mayoria, estan puestos los creditos, si me olvide alguno pueden avisarme, asi lo agrego. Si les han gustado los libros y tienen posibilidades de comprarlos, haganlo para apoyar a las editoriales.

Para aviso de links caidos:
nightangelsbooks@hotmail.com







Mi lista de blogs

Páginas vistas en total

Etiquetas

Suscripciones por email

Escribe tu mail aqui:

Delivered by FeedBurner

Chat Night Angels Books

Contador online

A cantar!! :)

Afiliame

Para afiliar tu blog con el mio, copia el siguiente codigo en tu blog: Banner 1 Banner 2

Esperando...

Proyectos terminados

02.1 Divididos - Kelley Armstrong 02.2 Disenchanted - Kelley Armstrong Unlimited Free Image and File Hosting at MediaFire
Con la tecnología de Blogger.

Entradas populares

About Me

Mi foto
Cd. de Buenos Aires, Argentina
Me gusta traducir como hobbie, y también soy colaboradora en algunos blogs en mis tiempos libres. Tambien me encargo de responder consultas para Ceramica Roxi. Mi nombre es Roxana pero much@s también me conocen como Siennah, l@s invito a leer y conocer los Blogs en los que participo. Que lo disfruten! XOXO